Vampiro y yo

Hoy hemos acabado una partida de Vampiro, y ha sido genial. Un excelente final a una pequeña historia de ambición y de mentiras. Y al volver a casa, escuchando esta canción (no esta versión, pero da igual) y pensaba en el juego.

Hace 20 años (20 años ya) que juego a este juego, y nunca ha dejado de maravillarme. El efecto tan singular que causa en los que jugamos, la manera en la que se diferencia de otros sin hacer nada especial para diferenciarse. La emoción que aún puede despertar en mi al preparar las partidas, al pensar en los personajes y en el mundo en el que habitan, tan parecido al nuestro y tan distinto a la vez. Incluso si, como en este caso, se trata de lugares y personajes tantas veces visitados.

Hace 20 años que juego a Vampiro. Y aún recuerdo con nitidez la primera partida que monté: recuerdo los personajes de Loren (el Tremere bueno), de Liñán (el vampiro albino anarquista que leía sobre anarquismo), de Iván (el Nosferatu que abusó de sus alumnas), de Alma (“yo no juego a rol, yo juego a Vampiro”), Raquel (anarquista, motera y comprometida con huir de aquel internado para siempre) y Jorge (el Gangrel drogata que mataba traficantes).

Recuerdo aquella Gotham en la que Batman estaba a punto de descubrir que los vampiros existían. Donde Drácula, que era un Tremere porque entonces sólo había 7 clanes y porque los Tremere molan más que nadie y porque acababa de leer Batman vs Drácula: Lluvia Roja, gobernaba la ciudad más gótica del mundo. Donde Freddy Mercury nunca murió porque un vampiro no pudo dejar que palmara de SIDA.

Era 1993, y Depeche Mode acababan de sacar Songs of Faith and Devotion, que es para mi su mejor disco. Era el año que yo iba a empezar la universidad, y nos enamoramos de aquel juego hasta las cachas, y jugábamos horas y horas en la bodega de Jorge, sólo con las velas, aquel lugar fantástico que no olvidaré jamás.

Uno sabe qué es importante porque nunca ha dejado de estar contigo, y porque nunca deja de tener para ti infinidad de facetas. Hubo otras partidas tras esa, muchas otras. Y nunca olvidaré esa.

Y después de esa campaña vinieron otras, con gente distinta y personajes y lugares distintos, como el bluesman de Fede que me hizo descubrir a Clapton y esta canción:

O a Peivol con aquel PJ humano entre todos los vampiros, inspirado en Marv de Sin City. O a los Novatos corriendo por las calles de Praga en el siglo XII. O al grupo de las Crónicas Giovanni (el Obispo, Elvira, Peivol, Rosa y Arianne), con los que por primera vez vi lo que era ver crecer a personajes a lo largo de 400 años. O mi grupo de Madrid (Tindriel, Carlos, Diana, Tomber, Héctor) explorando qué hacer si te vuelves un monstruo y el monstruo eres tú.

Y así hasta ahora. Ahora jugamos en Barcelona, y es una Barcelona que es la vieja Chicago con la que empecé a inspirarme para Gotham, y volvemos a visitar a esos personajes en otros lugares, y nos volvemos a enamorar igual del juego. Siempre igual.

Han pasado 20 años. No sé cuántas horas he podido dedicarle a este juego. No veo que vaya a parar ni a dejar de entusiasmarme. Quisiera saber qué es lo que tanto me gusta de ello. Quizá así podría explicarlo cada vez que topo con alguien a quien nunca le gustó, o a alguien que me dice que ya está harto del juego.

Anuncios

5 comentarios en “Vampiro y yo

  1. Aunque ya te comenté en SPQRol, Contesto a tu pregunta final según lo que creo yo para mí. ¿Por que seguimos jugando o enamorados del?, porque yo creo que tiene una buena ambientación, y aunque la metatrama degeneró posteriormente, la idea básica estaba muy bien y sigue atrayendo. El sistema yo creo que es uno de los motivos por el que genera cierto rechazo entre los que no han jugado y los que también. Pero yo creo que si la partida está bien, aunque el combate se alargue y tires dados y te cagues en los 1, te lo sigues pasando bien y el tiempo se te pasa volando aun a pesar de sus defectos… Luego claro está es por el público obsesionado por el juego que aun encima si son góticos, pueden resultarte pesados, XDD

    • Yo la metatrama siempre la encontré tan fácil de ignorar que nunca entendí los problemas de la peña con ella. Si no te gusta el suplemento X, no lo compres.

      El combate es un coñazo, pero de alguna manera encajaba. Como digo en el post, no sé por qué funciona. Requiem funciona mucho mejor.

  2. Honestamente, la otra vez estaba leyendo los consejos para dirigir… la mayoría son bastante decentes, pero parecía que NINGÚN GM de Vampito que yo conociera los hubiera leído. Todos hacían la suya escudados tras la “Golden Rule”.

    Habría que probar la primera o segunda edición.

    Varios jugadores me dicen que el único problema difícil de solucionar y que realmente cagaba el juego era el tema de el poco peso que la Humanidad tenía en la mayoría de los juegos, o mejor, la facilidad que tenía la Humanidad para ignorarse.

    Otro de los problemas fundamentales del juego era la posibilidad de volverte más powa’ (bajar la generación) chupando la sangre de un vampiro más powa’ que vos, que terminó degenerando en muchos grupos en “Vampiro la Masacrada” (otros grupos también jugaban este juego (“masacrada”) sin ayuda alguna de la mecánica para bajar la generación).

    Un problema más bien menor era que no estaban bien expicadas algunas disciplinas, o que el combate era un engorro, etcétera.

    Yo creo que el juego podría verse beneficiado mucho si:

    a) sacaban dos juegos V:l Mascarada y V:l Masacrada. El primero debería permitir usar la Humanidad como un pool de bonus a tiradas relacionadas con humanos (y poniendo además más énfasis en que no todos son vampiros/monstruos, sino que de hecho éstos son los menos), y donde cambiar de generación es peligroso porque te baja la Humanidad (ganás poderes sobrenaturales, pero dejás de poder socializar con humanos, obligado a recluírte cada vez más) y esas cosas. El segundo, directamente sin mecánica de Humanidad.

    b) Daban reglas claras para que cada mesa cree sus propias Disciplinas, que estén balanceadas unas respecto de otras y de las ya impresas (más bien a modo de ejemplo), al estilo de los hechizos de Ars Mágica (pero sin Magia Espontánea), mejoraban el sistema de combate para hacerlo más fluido, y mejoraban mecánicas como la de persecuciones, intimidación, esas cosas.

    • ¡Hola Leo!

      “Honestamente, la otra vez estaba leyendo los consejos para dirigir… la mayoría son bastante decentes, pero parecía que NINGÚN GM de Vampito que yo conociera los hubiera leído. Todos hacían la suya escudados tras la “Golden Rule”.”
      Yo creo que la Regla Dorada es de lo peor que le puede pasar al rol.

      “Habría que probar la primera o segunda edición.”
      A nivel de reglas es muy similar a lo que conoces, a nivel de consejos al GM es totalmente distinta. Tiene una aproximación totalmente DIY porque no se había codificado todo obsesivamente. No tienen miedo de proponerte que hagas un cruce de Vampiro y Cyberpunk, o lo que quieras.

      “Varios jugadores me dicen que el único problema difícil de solucionar y que realmente cagaba el juego era el tema de el poco peso que la Humanidad tenía en la mayoría de los juegos, o mejor, la facilidad que tenía la Humanidad para ignorarse.”
      La Humanidad tiene una pila de efectos mecánicos brutales. Que la gente decida que no los va a aplicar no es culpa de las reglas.

      La Humanidad limita qué puedes hacer cuando vienen a buscarte de día. Limita el tamaño de tus reservas sociales con humanos a no ser que uses Disciplinas. ¿Tienes Humanidad 2? Guay, tienes 2 dados para seducir a tu presa. Mola, ¿eh?

      Además de eso, a menos Humanidad más cantas. Más fácil es detectarte. Más miedo das. Si la gente ignora eso, no es culpa del juego.

      “Otro de los problemas fundamentales del juego era la posibilidad de volverte más powa’ (bajar la generación) chupando la sangre de un vampiro más powa’ que vos, que terminó degenerando en muchos grupos en “Vampiro la Masacrada” (otros grupos también jugaban este juego (“masacrada”) sin ayuda alguna de la mecánica para bajar la generación).”
      La diablerie no es gratis.

      Cuando haces diablerie pierdes un punto de Humanidad automático, y tienes que tirar para ver si pierdes otro. Y puedes volverte adicto. Y mejor métete en un agujero, porque tendrás manchas negras en tu aura durante AÑOS, manchas que cualquiera con Auspex 2 (o sea, la mitad del mundo) puede ver y por tanto denunciarte. Y si no, emites también un aura de mal rollo que incomoda a humanos y vampiros. Quiero decir, si cometes diablerie escóndete durante AÑOS.

      “Un problema más bien menor era que no estaban bien expicadas algunas disciplinas, o que el combate era un engorro, etcétera.”
      Esto es verdad, el combate es un tostón.
      O sea, tu primera propuesta se llama Vampiro: La Mascarada 😛

      Tu segunda propuesta se llama Vampiro: el Requiem. En serio, todo lo que pides está ahí 🙂

      Un placer leerte, como siempre. Un abrazo.

      • Gracias, :).

        No sabía eso de Vampiro. Nunca me puse a leer concienzudamente, :B, ni Requiem ni Mascarada.

        Igual, creo que más que un límite, la Humanidad debería ser un Bonus.

        Digamos que cada punto de Humanidad te da un dado para TODAS las tiradas sociales (y digamos que los enfrentamientos sociales están un poco más detallados, con efectos claros para cada tipo de tirada social y eso), algo así como los Spiritual Attributes en The Riddle of the Steel.

        De hecho, hagamos que, en determinados momentos, puedas gastar un punto permanente (o más) de Humanidad para aumentar permanentemente uno de tus otros rasgos (que sean vampíricos) en uno. Onda “gasto 2 puntos de Humanidad para subir X Disciplina en 1” o algo así. Por supuesto, ésto debería estar justificado en el fluff (es decir, tener su contraparte/justificación ficcional).

        Hagamos que las tiradas de Disciplinas sean siempre FdV + el valor de la Disciplinas. Por supuesto, el coste para subir FdV debería ser ya no en Puntos de Experiencia, sino en “milestones”, tipo Fate, relacionadas con tu Naturaleza y Conducta. O que se tire FdV temporal + Disciplina, sin mayores restricciones en PX/Milestones; por otro lado, si gastás un punto por un éxito automático, lo gastaste antes de tirar, así que un dado menos.

        Expliquemos mejor todas las disciplinas en todos los niveles, con ejemplos de ser necesario.

        Hagamos que la Diablerie no te pueda hacer adicto, sino que te cause asco. Tanto asco y culpa que cada escena que ves otro vampiro que no haya cometido Diablerie con vos, tenés que tirar FdV permanente para no delatarte (además de que quedan manchas en tu alma y Auspex y demás). Horror personal, bitches. (La tirada de FdV se haría una sola vez en la escena; funciona hasta que la escena termina y para todos los vampiros presentes. Si entra alguien nuevo, el jugador puede gastar 1 punto temporal de FdV para que el resultado anterior aplique a este tipo también, o tirar de nuevo. Fallar una segunda vez hace que te delates delante de TODOS los presentes en la escena.)

        De hecho, podrías tener que tirar por cada ser que no haya participado que veas. ¿Viene el rey de Francia? Tirá FdV. ¿Fallaste? No entiende nada, por supuesto, pero entiende que asesinaste a un pobre viejo para chuparle la sangre y hacerte más poderoso. Manicomio, here we goes.

        La otra es que en vez de tirar FdV, se le ofrezca al jugador un punto permanente de Humanidad para su vampiro si él se confesa ante su príncipe o algo así. Habría que cambiar en ese caso, supongo, la pena por cometer Diablerie, porque no creo que ningún jugador quiera que su PJ muera justo después de haber ganado un punto permanente de Voluntad, xD.

        Bueno, ideas tengo muchas, de seguro al menos habrá una buena, :B.

        (El punto “b)” del comentario anterior mío era válido para ambos Vampiros, aunque no se si Requiem adolece de los mismos problemas.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s