10 juegos de rol clásicos que todo el mundo debería probar

 Mi compadre Jokin ha tenido esta idea en su blog, y me ha gustado, así que aquí van los míos y explico por qué.

1. RuneQuest. Oh, qué sorpresa. Primer juego de rol y primera campaña de fantasía que compré en una tienda. Hasta entonces sólo conocía D&D Caja Roja. Es el mejor juego del mundo, con un sistema tal que puedes estar viendo Vikings en el Canal Historia y es como una partida de RuneQuest retransmitida. Glorantha, el mundo creado para RQ, es quizá uno de los más originales e inventivos que existen, y ese fantástico aire de Edad del Bronce que tiene el juego lo separa del clásico medieval. Campaña imprescindible: la Isla de los Grifos, el mejor sandbox que hay. Si te mola Glorantha, prueba Pavis y la Gran Ruina. Si te mola la Tierra, juega Vikingos o Tierra de Ninjas y rechaza otros imitadores.

2. La Llamada de Cthulhu. Tiene probablemente las mejores aventuras publicadas, es un clásico inmortal que no falla a la hora de atraer sobre todo a jugadores novatos. Un juego que exuda glamour, con su énfasis en los locos años 20, esos investigadores que se dedican a leer libracos que te funden la cara con mirar los dibujos, y esos gángsters y esas flappers metiéndose a preguntar sobre las actividades de la Iglesia de la Sabiduría Estelar en garitos ilegales durante la Prohibición, entre humo, ginebra ilegal y jazz. Campaña imprescindible: Las Máscaras de Nyarlathotep, probablemente la mejor campaña de rol de la historia. Si lo quieres más moderno, prueba Delta Green y mira lo que Expediente X podría haber sido.

3. Vampiro (cualquier versión): Te puede gustar o no el rollo Anne Rice, pero lo tienes que probar. El primer juego que pone el énfasis a tope en las relaciones entre personajes, la intriga y la política de una manera clara y asequible. El primer juego que usa mapas de relaciones (por más que Ron Edwards diga que los inventó él), y que te enseña a hacer un sandbox en tu ciudad, y que las acciones tienen consecuencias morales. Campaña imprescindible: la que convierte tu ciudad y los sitios que conoces en un mundo habitado por vampiros. O sea, la tuya. Si no, prueba las Crónicas Giovanni o las Crónicas de Transilvania para ver lo que el paso de los siglos hacen con tu Humanidad y lo que es el politiqueo de alto nivel. Eso sí, ambas requieren un árbitro muy competente para manejar el monstruo en el que te convertirás, moralmente y a nivel de poder.

4. Aquelarre. Aquelarre es especial por esa perfecta adecuación de sus mecánicas a emular una magia que no tiene ni chispa de glamour, es cara, las pociones caducan y los ingredientes son rarísimos, pero cuando sale… vale la pena perder el alma por ella. Además de que lo peta mucho más ir a ver al Arzobispo de Córdoba que al Sumo Sacerdote de URftgjmhf. Aquelarre te hará mirar tu tierra con otros ojos, y es un juego que enlaza con algo que llevamos dentro y que convierte todas mis partidas de este juego ebn verdaderas casas de putas de vicio, picaresca, vino y engaños,. Si ignoras unas pocas reglas retarded (como las de movimiento), el juego es simple y eficaz como un gancho al mentón. La nueva edición es un pepino, y te puedes comprar las reglas resumidas por 15 pavos. Campaña imprescindible: Magice Rerum Daemonii Est, para jugar una épica saga en la que le das al Infierno la suya y la del bombero o mueres intentándolo. Despertaferro, que te permite pasar de las pequeñas aventuras en aldeas rurales a luchas cósmicas que abarcan el Mediterráneo, y ver cómo era Barcelona antes de que se llenara de gafapastas. Prueba Rincón para dejar la épica a un lado y jugar historias pequeñas pero punzantes y con mucha literatura.

5. El Señor de los Anillos (MERP). ESdlA es mi obra de literatura favorita, y este juego lo clavó en muchos muchos aspectos. En otros menos, pero sigue siendo un juego que comparte con RQ esa verosimilitud que hace que no te puedas dormir, porque un lanzazo mal dado se te lleva por delante. Y la riqueza y profundidad de los suplementos de la línea es acongojante, posiblemente los mejores suplementos regionales que se han hecho. Tu PJ parecerá y se sentirá como alguien de la Tierra Media mucho más que con ningún otro juego. Campaña Imprescindible: Mira La Lucha entre Parientes para descubrir cómo hacer un crossover de la Resistencia Francesa con la Tierra Media, combina El Bosque Negro con Dol Guldur para una épica que no podrás vencer (no tienes huevos de entrar a por el Nigromante, Gandalf no los tiene), o juega La Búsqueda de la Palantir para molar tanto como Aragorn después de la Guerra del Anillo.

6. Star Wars D6. El juego de Star Wars que más se siente como SW, sin zarandajas ni historias. Un diseño elegante, te haces el PJ en 5 minutos y a volar imperiales. Todo exuda ambientación, y te explica muy clarito qué hacer para que tu partida se parezca a las películas por más que al principio eres un parguela y parece que sólo puedes llevar tabaco a han Solo.  La línea de suplementos es tan buena que el juego fue el que definió el Universo Extendido en vez de al revés. Una obra maestra que enseña cómo emular una película de modo eficaz. Campaña imprescindible: la Campaña del Guardián Oscuro. Juega esa y no tendrás ninguna envidia a Han Solo y compañía.

7. James Bond 007. Por las mismas razones que Star Wars y más aún: en ningún juego vas a molar lo que molas en 007, JAMÁS. El juego que te permite jugar con el mismo James Bond si quieres, y donde todas las mecánicas están a favor de que moles, a tope. Las mejores reglas de persecuciones y de seducción que te vas a encontrar nunca. Muchos de los avances en juegos narrativos en realidad ya estaban en 007, que fue el primer juego en usar Puntos de Héroe para modificar tiradas, introducir elementos en la ficción y cosas así. Recomendadas: todas TODAS las aventuras que pilles. Son exquisitas. Ahora lo están retroclonando con el nombre de Classified, y se mea encima de todos los demás juegos de espías que hay, desde un trampolín.

8. Pendragon.  Pendragon es poesía, e incluso si el mundo del Rey Arturo no te interesa, las ideas de su sistema y cómo representa el impacto de las pasiones y los rasgos de carácter de manera mecánica ya lo adelantaron por décadas a los Aspectos de FATE y otras mecánicas similares. Tendrás personajes que querrán cosas y tendrán defectos y todo eso te hará más glorioso, porque es un juego de extremos. Una obra de amor de su autor al género, la Gran Campaña de Pendragon es uno de esos imprescindibles para todo rolero que te llevará a sitios pasmosos.

9. Traveller. Traveller te enseña que para tener una campaña emocionante no necesitas tramas, ni experiencia, ni nada, sólo una nave y ganas de buscarte la vida. El sistema es tan redondo y autocontenido que lo puedes jugar sin máster, tú solo. Aunque hay campañas al uso con tramas, aventuras con hilos conductores y demás, jugar a Traveller es tan sencillo como generar PJs, unos cuantos sistemas estelares, y empezar a meterse en líos llevando carga y pasaje de un sitio a otro, explorando el cosmos o aceptando trabajillos turbios. El Secreto de los Antiguos es una campaña gratuita que te permite probar el juego antes de salir a explorar el enorme Universo de Traveller, o mejor aún, crear el tuyo. La mejor caja de herramientas para la ciencia – ficción que hay, lo puedes hacer todo: Star Trek, Dune, Star Wars, o lo que quieras.

10. Dungeons & Dragons pre-3.0. Da igual si es OD&D, AD&D, BECMI D&D, B/X o la RC, son tan parecidos y compatibles entre sí que puedes coger cualquier producto de uno y sacar cosas para los otros tal cual. Y eso sin empezar a hablar de retroclones. No es sólo que sea el padre de los juegos de rol, es que es una concepción de la aventura y de la emulación de su propio género que es como ninguna otra cosa. Sus rarezas son su carácter, y cuando las aceptas se vuelve un juego que te ofrece una impresionante libertad para interactuar con la ambientación. Es fácil, es rápido, es furioso, es inclemente y a menudo es (en contra del estereotipo), terriblemente original. Luego se perdió mucho de eso y se sobrecomplicó para nada, pero en sus ediciones originales sigue siendo una máquina bien engrasada. Nadie debería perdérselo.

Anuncios

11 comentarios en “10 juegos de rol clásicos que todo el mundo debería probar

    • Bueno, Paranoia no es lo que yo llamaría un clásico universal. En realidad, los juegos de humor no son muy populares porque el mejor humor suele ser el que nace de modo espontáneo, jugar a un juego que te obliga a ser gracioso puede ser difícil. Por supuesto a mí me gusta mucho. Por supuesto, no he leído nunca el manual porque no soy un mutante comunista traidor. Así que ¿cómo iba yo a opinar de algo que no he leído?

  1. Vaya, puedo poner una muesca por cada uno de estos juegos, pues he jugado con todos (en realidad, forman el grueso de sistemas con los que jugué durante los primeros años en la afición). Y excepto Traveller, todos ellos son parte de mi colección. Ya era hora de que se reivindique el James Bond, que resultó tan innovador en su momento -los puntos de héroe permitían hasta editar una escena en favor del PJ-.

  2. Menos el de James Bond (que no sabía que existía), los he jugado y dirigido todos y disfrutado con cada uno de ellos pero reconozco que a día de hoy y con tantos juegos probados reconozco que unos cuantos de ellos no los volvería a dirigir… Jugarlos no tendría demasiada queja 😛

    De hecho, de esa lista es probable que dirija a la actual edición de Aquelarre en cuanto me vuelva a tocar dirigir en mi grupo de juego (porque en mi grupo de juego, por suerte, todos somos máster)

    • Bueno, eso es normal, no hay tiempo para todo y dirigir es mucho más intensivo.

      Pero creo que son juegos que todo el mundo puede hallar inteeresantes, y creo que dan una buena idea de lo que han sido los juegos de rol tradicionales más importantes e influyentes.

  3. Para con mucho, el mejor de la lista es Pendragon. Un señor juego: lo mejor de aquella época, aunque la ambientación no haya tenido fieles roleros en exceso. De la lista yo quitaría a Vampiro… Si Magic puso metafóricamente la pistola en la cabeza del rol, Vampirp fue lo que apretó el gatillo, aunque lo hiciera narrativamente.

    • Hombre, tengo que discrepar de tu afirmación porque Vampiro trajo muchísima gente al rol sin echar a nadie 8sobre todo chicas), y porque el rol sigue vivo, coleando y con buena salud, no como si le hubieran disparado 😛

  4. Pingback: 10 juegos de rol indie que todo el mundo debería probar. | El Imperio del Rol
  5. 10 juegos maravillosos, todos ellos, aunque yo le haría sitio también a Shadowrun, Rolemaster y Cyberpunk 2020. Pero los que están, desde luego, son. Felicidades por el blog

  6. Pingback: 10 juegos de rol indie que todo el mundo debería probar. | Rol Magazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s