Yo he venido a hablar de mi libro.

Hace un tiempo, escribí una serie de artículos con el nada rimbombante título de “Lo que he aprendido arbitrando juegos de rol.” En ella ponía por escrito algunas buenas prácticas sobre este tema que he ido acumulando a base de 30 años casi de estrellarme y meter la pata en partida tras partida y campaña tras campaña.  La serie tuvo una acogida razonablemente buena, y recientemente mi buen amigo e incansable soldado del rol Tiberio me propuso recopilar y editar estos artículos para sacar un breve manual sobre ello. El texto está listo, el proyecto está en marcha, en breve espero poder decir algo más.

El caso es que esto es… escaso. Y llevo tiempo pensando (y en su día Tiberio me propuso pero no me llegué a poner) que quizá podría escribir un manual, un libro de instrucciones sobre ello. Qué enorme arrogancia, claro. Como si no hubiera ya una tonelada de manuales sobre cómo arbitrar partidas, amén de las ya consabidas secciones al efecto en casi cada manual de rol en el mundo. ¿Qué puedo aportar yo? ¿Por qué alguien iba a leer tal cosa?

Es una buena pregunta. Creo tener respuestas.

Me dedico a enseñar. Y eso quiere decir que paso mucho tiempo pensando en cómo poner las cosas de manera clara, con la menor cantidad de paja posible. A menudo, lo que enseño es complicado, porque son hábitos nuevos y nuevas maneras de hacer las cosas, que es justo de lo que trataría un manual así. Y llevo mucho tiempo arbitrando. Casi 30 años, de modo casi continuo. Yo diría que soy árbitro más de 90 de cada 100 veces. Para lo bueno y lo malo.

De modo que creo que sí, que podría escribir un libro que ayudara sobre todo al que quiere aprender a arbitrar, y también al que ya tiene el culo pelado. Resumiendo todos los errores que se pueden cometer (porque los he cometido) y las cosas que te simplifican la tarea (porque soy un vago). Algo claramente puesto para que el novato tenga confianza, que es el 50% de este negocio.

Así que he pensado en una estructura que creo que tiene sentido, y esto es lo que sale:

  1. Elegir el juego.
  2. Manejar las reglas.
  3. Preparar una aventura o adaptarla a ti.
  4. Preparar una campaña o adaptarla a ti.
  5. Preparar un mundo o adaptarlo a ti.
  6. En el escenario: qué hacer durante la sesión.
  7. Entre sesiones.
  8. Problemas variados que te pueden surgir.

Estos son títulos provisionales, claro, ya le pondríamos algo molón.

¿Qué pensáis? ¿Tiene sentido el orden? ¿Falta algo? ¿Sobra algo? Decidme alguna cosa en los comentarios.

Anuncios