De por qué D&D sí es un juego de rol, cansinos.

John Wick es un diseñador de juegos de rol. Es el autor de juegos bien conocidos como La Leyenda de los Cinco Anillos y 7º Mar. Ha hecho un puñado de juegos más que importan mucho menos.

También odia D&D con una pasión tal que uno sólo puede pensar que Gary Gygax atropelló a su perro y se dio a la fuga, o algo así.

Mr Wick tiene un blog, donde ha escrito una entrada. Esa entrada es el tema que trataremos hoy, porque el insigne Alex Werden del Fanzine Rolero me pidió en el grupo de Facebook que rebatiera sus tesis, si quería.

En su ampuloso estilo habitual, Mr Wick da un montón de vueltas para acabar yendo al meollo de la cuestión: definir lo que es un juego de rol y lo que no, de modo que juegos tradicionales de toda la vida como Vampiro o La Llamada de Cthulhu son juegos de rol como está mandado, pero las ediciones de D&D hasta la 4ª (sobre la última no se pronuncia) no son juegos de rol. Figúrate la de miles y miles de roleros que llevan 40 años pensando que jugaban a rol, pero no. Menos mal que está aquí el señor Wick para ilustrarnos en su teoría del pato, que no tiene ni pies ni cabeza.

Antes de que nadie salte con que si los haters, si los indies o si las mierdas, aclarar una cosa sobre mí: juego y disfruto de juegos indie y tradicionales, mi sistema favorito es el BRP, no el D&D, aunque disfruto mucho jugando a las ediciones clásicas de ese juego (pre 3.0). No se trata de que defienda el D&D porque soy un fanboy, sino que ataco una definición de juegos de rol estúpida, interesada y que habría sido más honesta si el señor Wick hubiera dicho: “juego de rol es lo que me gusta a mí, y ya.”

El señor Wick comienza su argumento poniendo dos escenas de dos películas como ejemplo, en las que los protagonistas derrotan a sus oponentes con armas no definidas en la mayoría de juegos de rol: una taza de hojalata si eres Vin Diesel, un pulgar si eres Sean Connery. Mal empezamos. Cada vez que alguien usa un medio diferente a los juegos de rol para afirmar su tesis, hay un 99% de que lo que viene a continuación sea una gilipollez. John Wick cumple la norma.

De acuerdo con la tesis de Mr Wick, los datos sobre un arma son irrelevantes, porque usen el arma que usen, los protagonistas de sus ejemplos te van a partir la cara con ellas. De ahí salta a la conclusión de que las listas de armas y similares no ayudan al objeto de los juegos de rol que es contarrrrr una historiaaaaaaaa. Lo pongo en cursiva para que, en vuestras cabezas, lo leáis con voz de flipados. O mejor aún, de personajes de La Hora Chanante.

Si el objeto de los juegos de rol es contar historias, llevan fracasando desde el principio porque, sin excepción, las historias que producen las sesiones de rol son una mierda. Son una mierda salvo que, claro, tú estuvieras jugando. Pero normalmente no es interesante ni divertido escuchar a otro darte la vara contando su campaña de rol. Alguna anécdota o situación sí, pero ¿te leerías una transcripción de una campaña? Probablemente no. Porque muchas veces se parecen más a la vida real, cosas que pasan, que no siempre tienen sentido narrativo, con sucesos inesperados y demás. No como una historia, donde está todo hilado según el deseo del narrador, tiene una coherencia temática, los personajes hacen lo que deben y tienen éxito o fallan cuando toca…

Por otro lado, el usar a protagonistas de películas o libros para ejemplificar lo que sea es idiota porque estos protagonistas hacen lo que hacen, no porque no sea importante el arma que usan, sino porque tienen al puto guionista de su parte.Por supuesto que el personaje de Sean Connery tumba a esa mole con un pulgar: no vas a pagar millones de dólares para que la audiencia vea a esa mole partirle la cara a un señor de 60 – 70 años en aquel momento. Pero en los juegos de rol no hay un guionista. No hay un desenlace predefinido. Por eso usamos dados y sistemas, porque de ese modo no sabemos qué pasará, aunque podemos imaginar el desenlace más probable de muchas acciones.

Así que este argumento de “pues es que en las películas no importa qué arma usan” es una mierda de argumento. Pero aún viene lo mejor.

Tras esta diarrea, Mr Wick nos explica por qué el ajedrez no es un juego de rol, aunque ciertamente uno puede darle personalidad a las fichas e interpretar sus reacciones. Según él, si tú movieras las fichas de acuerdo con las motivaciones de las mismas en vez de cuál es la mejor decisión táctica, estarías jugando a un juego de rol. La estupidez de esto es algo que aturde, pero sigue elaborando. Según el señor Wick, si puedes jugar a un juego sin interpretar, entonces no puede ser un juego de rol. Puedes jugar al ajedrez, o al Arkham Horror sin interpretar, así que sabemos que no son juegos de rol. Según él, no puedes jugar a Vampiro o La Llamada de Cthulhu sin interpretar, pero según su estúpido criterio, a D&D sí puedes. Dénse cuenta de que hay mucha gente que juega a esos juegos sin rolear un carajo, y encantados, pero Wick nunca deja que la realidad le estropee la ocasión de decir una estupidez.

Añade el señor Wick que las decisiones relativas a las reglas como “¿Cómo hago para subir de nivel?” no tienen lugar en un juego de rol. Porque no contribuyen a la narración intensaaaaaaaaaa. Esas cosas son propias de juegos de tablero, claro está, como el Descent. Y según él, el D&D es sólo eso, usando además la comparación D&D 4ª / World of Warcraft, que es el Paracuellos de las discusiones sobre rol. Es el argumento que te dice con claridad que el que lo usa es un pedazo de cuñao, que no sabe de qué habla aparte de repetir consignas huecas.

Según John Wick, uno puede jugar a D&D sin interpretar nunca su personaje, por lo tanto D&D (hasta la 5ª edición) no es un juego de rol. Cuando tu argumento choca de frente con la realidad (miles y miles de personas juegan a interpretar personajes de la misma manera en D&D que en Cthulhu o Vampiro) es que tu argumento es una mierda.

Lo que define a un juego de rol no es sólo el interpretar personajes, y desde luego no es el contar una historia predeterminada como meta. Si sólo usas el primer criterio, entonces el Catan puede ser un juego de rol si interpretas a los peoncitos. Si sólo usas el segundo, el Érase una vez es un juego de rol, o el Pictionary si te pones.

Lo que define a un juego de rol, es la suma de varias cosas, una de las cuales le es totalmente ajena al señor Wick, quizá porque es de la escuela de hacer partidas que son novelas donde los jugadores tienen que ir por donde su trama diga, y no salirse de ella. No en balde el tío que ha escrito muchos de los peores consejos sobre cómo arbitrar partidas de rol, debería pasar por alto esta característica.

Lo que hace únicos a los juegos de rol es que te permiten interpretar a un personaje en un mundo imaginario, con una completa libertad de opciones. Esa, y no otra, es la suma de lo que define a un juego de rol. Por eso, el Arkham Horror no es un juego de rol, porque aunque pongas voces graciosas e interpretes a tus investigadores, no puedes hacer nada que no sean las 4 acciones que el juego permite. Si te encuentras con la puta banda de Sheldon por los bosques de Arkham, has de intentar esconderte (porque lo dice la carta de encuentros) y tiras para ver si lo consigues o si te roban. El jugador sólo decide si se mueve o no, no lo que el personaje hace cuando llega a los sitios. En un juego de rol podrías esconderte, o luchar con ellos, o tratar de persuadirles de que se unan a ti contra los Primigenios, o lo que se te ocurra.

De hecho, según el estúpido criterio del señor Wick, sus juegos no son juegos de rol, porque están llenos de decisiones que no tienen nada que ver con la historia. Eso es así porque los juegos de rol producen historias como efecto colateral de jugar (una vez has jugado, puedes narrar lo que ha ocurrido y es una historia), pero no porque sea su meta. En todos los juegos los personajes mejoran sus capacidades, y los jugadores toman decisiones mecánicas que no tienen por qué estar relacionadas con ninguna estúpida trama ni con el carácter de su personaje, sino que simplemente al jugador le molaría que su vampiro aprendiera esta Disciplina, o que su espadachín aprendiera esta filigrana. La Llamada de Cthulhu no es un juego de rol según esta mierda. Ni Vampiro. Ni ninguno.

Luego el señor Wick explica por qué el equilibrio de juego es innecesario, y coge una buena idea y la mancilla horrendamente con su difusa lógica, para luego meterse con la gente que usa habilidades sociales en sus juegos de rol porque eso no es roleaaaaaaaaarrrrr y entonces te dice que quites de los libros todas las reglas que no te permiten contar una buena historia, y yo he vomitado un poquito.

En fin. Creo que el argumento es pueril y queda sobradamente rebatido. Si no te gusta el D&D, genial. Si te gustan más los juegos recientes que los tradicionales, fantástico. Si te gustan más las mecánicas narrativistas que las simulacionistas, gloria bendita. Pero no digas estas tonterías, que da una vergüenza ajena que te cagas y quedas como un garrulo.

No me extraña que en su blog no permita comentarios.

Anuncios

22 comentarios en “De por qué D&D sí es un juego de rol, cansinos.

  1. Sólo voy a decir una cosa: ¡¡AMÉN, HERMANO!! Lástima que no le pueda llegar una traducción de tu artículo, para que lo lea. Aunque probablemente no te hiciera ni caso, pero bueno…

  2. Buenas. No me voy a poner a discutir sobre el fondo del asunto, que cada uno opine lo que quiera, pero (huy, un pero): “[..] una de las cuales le es totalmente ajena al señor Wick, quizá porque es de la escuela de hacer partidas que son novelas donde los jugadores tienen que ir por donde su trama diga, y no salirse de ella [..]”. No conozco las partidas que Wick dirige a su grupo, pero creo que esa afirmación choca de lleno con las mecánicas que ha desarrollado en Wilderness of Mirrors y Houses of the Blooded entre otros (que entran en el grupo “que importan mucho menos”).
    Y si, coincido contigo en que D&D es rol, en que a él le da como alergia y en mucho de lo que dices 🙂

      • Sinceramente te digo que llevo jugando a L5A unos cuantos años y he utilizado todas las ediciones. He de decir que los consejos de dirección me han parecido impecables puesto que te dicen, de una u otra forma, que tienes libertad total para hacer lo que quieras puesto que el principal objetivo es que la historia fluya. Que no te apegues a las normas como a un clavo ardiendo puesto que eso puede romper la dinámica.

        En todos estos años he jugado y dirigido muchas partidas, una mejores y otras peores, pero en todas el siguiendo esta “regla de oro” y siempre me pareció extraordinaria. De hecho, la mayoría de las partidas nunca fueron como estaba previsto y tendían a encontrar su propio camino, uno más natural acorde a la visión y el comportamiento de los jugadores. Pero siempre, siguiendo los consejos de dirección propuestos, se pudieron calificar de apasionantes historias, a veces sin tirar un sólo dado, dignas de ser narradas en cualquier novela.

        Por otro lado, decirte que estoy de acuerdo contigo puesto que un juego de rol puede ser D&D tanto como cualquier otro. Sin embargo, si que es cierto que en muchas ocasiones es un término demasiado genérico y hay juegos que tienden más al “mata-mata” que otros dejando de lado la elaboración de una historia consistente como hilo conductor de todas las acciones de los personajes. Hay otros en los que se desvirtúa, para mi gusto, el juego cuando los protagonistas se centran más en ver quien remata al Dragón en vez de preocuparse de que todos sobrevivan.

        Todos son juegos de rol, efectivamente, puesto que cada cual interpreta un personaje. Pero hay juegos que se prestan más que otros, o que facilitan más la labor al DJ, para generar ese ambiente, inducir a los personajes a tomar decisiones en consecuencia a quienes son, crear partidas que tras finalizar podrían ser una novela… y que no se convierta solo en un Hack and Slash con dados. Obviamente todo depende del que dirige el asunto, si hay un master que se tome su tiempo en ambientar, construir historias con giros argumentales cuidados, con todo tipo de detalles, que tenga preparadas múltiples vías de resolución, incluso que sea capaz de improvisarlas pues cualquier juego es una maravilla bajo su tutela. Si no, lo habitual es que determinados juegos tiendan a convertirse en una cacería de enemigos en pos de subir de nivel.

        Por último, un consejo. Creo que tienes argumentos muy buenos y las ideas muy claras. Sin embargo, veo que el lenguaje que utilizas, supongo que fruto de la frustración por escuchar repetidas veces la misma película, puede resultar incómodo para el lector por ser despectivo hacia Wick. Creo que sería una mejor antítesis si no hubieses utilizado ese lenguaje y es una pena que la gente se pierda tus argumentos por la forma de contarlos.

        Ánimo con el blog!!

  3. A mí tampoco me convencen los argumentos de Wick. Aunque entiendo lo que quiere decir no creo que tenga que haber un conflicto entre contar historias y usar sistemas que potencien según qué cosas y aspectos del juego puro y duro. Lo que sucede es que unos juegos inclinan la balanza hacia uno u otro lado. Algunos incluso llegando a inclinarla totalmente. Lo que me parece muy bien, que conste, porque tiene que haber para todos. Afirmar que aquí se viene exclusivamente a contar historias y si no estás equivocado es pura arrogancia.
    Un artículo interesante con el que estoy de acuerdo. Gracias.
    Saludos

  4. Buenas,

    Dese luego, ahora entiendo mejor algunas de las cosas que comentamos en aquella charla que tuvimos (En la frikoteca). Desde luego, no puedo comulgar con un despropósito así (que no son infrecuentes en Wick). Esod e definir el rol para que deje fuero lo que no le gusta a uno, a mí me resulta absurdo, Más cuando se trata de dejar aquellos juegos que fueron la génesis de todo lo posterior. En fin, que estoy muy de acuerdo con todo lo expuesto, y sobre todo con:
    “te permiten interpretar a un personaje en un mundo imaginario, con una completa libertad de opciones”
    Plas plas.

  5. a mi me encantan sus juegos de rol, sobretodo 7ºmar, pero creo que esta equivocado mr wick. Confunde mecanica de un juego con hacer buenas historias. Yo he jugado al principe valiente (el sistema mas simplon que puede existir) y al rolemaster (el sistema que menos deja a la improvisacion) y he jugado grandes historias.
    Creo que la trama de l5a hace mas daño al rol que el manual de d&d4. En l5a hagan lo que hagan los jugadores, salvo con magistrales narradores, la historia no cambia. En cambio 4ª, que es mas reglamento para juego de tablero que para rol, te deja mucho mas libertad con su trama “los titanes han despertado y han empezado la guerra contra los dioses”, incluso un master vago puede sacar alguna idea buena para meter en esa trama.
    Si el narrador sabe hacerlo bien cualquier mecanica es valida para contar una gran historia, que es lo que consiste los juegos de rol.

  6. Creo que no puedes tener más razón, Ramon.

    La lógica de Wick, es totalmente ilógica y sus argumentos tontos e interesados. Lo de los pulgares y la taza, entre otras cosas, una patochada. Muchos juegos contemplan el ataque con armas improvisadas o la maestría en lucha sin armas por lo que todos esos juegos podrían emular su ejemplo. Cosa que tampoco creo que tengan que hacer, por otro lado. Un juego de rol y una aventura puede parecerse a una peli, pero no tiene porque forzarte a que sea así. Esa imposición coharta tu libertad de actuar.

    Cada día me encuentro a más gente que simplemente odia y ataca a los juegos tradicionales como D&D por lo que representan, por envidia o por simple capricho. Olvidan que esos juegos son el germen del hobbie y siguen siendo bien capaces de divertir y ser un vehículo para grandes partidas de rol. Obviamente hay muchas cosas mejorables en todos los juegos, hasta en los de Wick 😉

    Por todo ese odio gratuito que se destila en entradas del corte de las de Wick, entre otras, dan ganas de abandonar la rolesfera y bloguesfera. Llena de haters que, pese a lo tonto de sus proclamas, indigna leer.

    Claro que hay juegos de rol que se pueden centrar en la historia, los storygames. A mi personalmente me encantan, pero muchos de ellos, por lo encapsulado y limitado de sus propuestas tienen un recorrido lúdico ínfimo y ridículo como el que tienen los juegos de rol tradicionales.

    Para mi son cosas diferentes, jugar a un juego de rol y jugar a un juego de rol que intenta reproducir un tipo de historias prederminado (Fiasco, a penny for your thoghts, polaris, etc..). El problema es de quienes confunden las dos cosas, mezclando churras y merinas y pierden el norte. Si la historia está por encima del juego, mejor no usar un juego de rol tradicional.

    en fin, como siempre muy atinado.
    No te entretengas en contestar a haters y dale a tu libro para árbitros, que yo al menos, le tengo muchas ganas.

    saludos.

  7. Es curioso, porque este estaba cuando en los origenes de The Forge se diferenciaba el rol entre Sim, Gam o Narr, según las agendas creativas, y basicamente ahora quiere decir que solo la agenda Narr-Sim son Rol y la Gam ya no lo es. De hecho, como suele pasar con afirmaciones tan talibanes, no suele ser de interés.

  8. ¡¡AMÉN HERMANO!!!!¡¡AMÉN!! (perdón, Ia, Ia Hermano, Ia, Ia) Ha sido leer

    “Son una mierda salvo que, claro, tú estuvieras jugando. Pero normalmente no es interesante ni divertido escuchar a otro darte la vara contando su campaña de rol. ”

    y me has ganado. Porque es verdad, muy pocas partidas merecen la pena ser leídas por gente ajena a la partida, por mucho que mucha gente insista en contarte sin parar todo lo que hace su pj (mary sue o gary stue, no falla, quien te da la brasa con sus partidas suele serlo). A mi me mola narrar y rolear (aunque también me mola hacer simple estrategia), pero jamás se me ocurriría decir las barbaridades del Wick y muchisimo menos asumir que mi método de juego “es el correcto”. Y es que hay mucha gente que se olvida de lo más importante: jugamos a rol para divertirnos, no para convertirnos en la policía del rol , en el paladín de la narración o el el dios de la interpretación. Yo no juego para queme den un Oscar.
    Resumiendo.Desconfía de quien te dice “es que así no se rolea” porque es el mismo tipo de gente que jugando al parchis/oca decía “en mi casa jugamos así”

  9. La verdad es que es que por esa regla de tres el l5a (por lo menos del segunda que es el que jugué en su momento) tampoco sería un juego de rol ya que es importante su listado de armas, y vale no le gusta los niveles porque eso es poco realista pero les llama rangos que queda muy chulo. Que el vampiro para poder jugar tienes que rolear… bueno y los que usan exactamente el mismo sistema como el hombre-lobo… que es un hack-slash en toda regla?¿? O el “buenísimo” Street Fighter RPG… Yo mismo sin dados hemos jugado a una partida por la calle con un sistema Piedra Papel Tijera. El sistema no hace un juego de rol, supongo que lo que uno busca es que estés cómodo con dicho sistema y con el paso del tiempo se vaya puliendo pero interpretar depende del grupo y del master y creo que también la edad que tenga uno influye, no es lo mismo cuando tienes 12 años que buscas más un matar a los malos que no ahora con casi 40. Pero si el sistema tiene para esos extremos bienvenido sea.

  10. Gran articulo. He de reconocer que yo también detesto el D&D, pero quizás es más por el tipo estándar dejugador especializado y cerrado en este juego, que me ha tocado “sufrir”. Sin embargo tienes unos argumentos muy bien expuestos e hilados. Un saludo.

  11. 100% de acuerdo. Qué bueno es leer algo de cordura. Lo que a mí más me choca es que tantas décadas de afición para no entender lo más esencial: la definición de juego de rol. Eres un personaje imaginario, te presentan una situación y decides que harías tú si fueses ese personaje en esa situación. ESO ES ROLEAR. Por lo tanto, cuando tú decides que arma utilizar o si atacar al ogro primero o al mago o si mejorar tal o cual habilidad, son decisiones que estás tomando en nombre de tu personaje, es decir, estás interpretando la situación y decidiendo que haces a continuación. Las reglas son las “leyes de la física” de tu mundo imaginario, y así como en la vida real los soldados eligen sus armas, en un mundo de D&D donde los aventureros son combatientes también lo hacen.
    No sé en qué momento a nuestra comunidad le dio un ACV colectivo y decidió que sólo la interacción social es “roleo” y el resto… pues vaya uno a saber. “Hemos tenido una sesión de puro roleo” Inserte meme del negro con cara de “Whaat?” y el resto de las sesiones que fueron?
    Interpretar no es actuar como un actor de serie B amateur, ni describir como tu espada se arquea por enésima vez, ni hacer fan fiction berreta, es tan simple como decidir qué hacer si fuese tu personaje. “Ataco al orco que está preparando un hechizo” es un acto perfectamente rolero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s